GRP 85 | Octubre de 2013

La conquista de Inglaterra

Imprimir
PDF
Ayer y hoy, dos roqueperenses unidos por el desafío de brillar en una de las competencias más antiguas, prestigiosas y millonarias.

Según el periodista Guillermo Blanco a la liga inglesa llegaron ademas de Ardiles y a Villa al Tottenham,  Claudio Marangoni al Sunderland y Sabella al Leeds United previo paso por Sheffield United. “Hasta entonces la única referencia argentina era el silencioso arribo de Pedrito Verde, quien se había iniciado en Estudiantes de La Plata”. [Foto El Gráfico]

La historia registra una larga conquista de la isla de Britania. En esas luchas los romanos anexaron una buena parte del actual territorio inglés a su Imperio. Los primeros intentos fueron de Cesar Augusto, luego Calígula pero la conquista fue lograda en el año 43 por el emperador Claudio que envió al senador Plaucio con 20.000 soldados. Después vendrían las invasiones a Caledonia (Escocia) pero nunca los romanos pudieron doblegar a las belicosas tribus de Escocia por ello en el año 122 el Emperador Adriano comenzó la construcción de una muralla para asegurar la provincia de Britania y este es uno de los orígenes de la división actual entre Inglaterra y Escocia. En el año 209 el Emperador Severo intentó nuevamente subyugar Caledonia pero tuvo que regresar luego de perder 50.000 hombres. El dominio imperial en Britania se extendió por más de 3 siglos y terminó en el año 410 por las mismas luchas intestinas romanas.

Muchos años después Inglaterra pasaría de conquistada a conquistadora. La expansión inglesa se inicia con la conquista de Irlanda (desde 1169) y de Gales (1282) y a partir de la política marítima del Rey Enrique VII, que reinó entre 1485 y 1509 se formaría el Imperio británico en ultramar con las colonias a lo largo y ancho de los océanos (Estados Unidos, India, Canadá, Australia, Sudáfrica y Nueva Zelanda).

El imperio Británico recién se desabroqueló en el siglo XX. Hong Kong fue devuelto a China en 1997 y todavía Inglaterra tiene 14 territorios de ultramar entre ellos Gibraltar reclamada por España y las Islas Malvinas, Georgia y Sandwich del Sur reclamadas por Argentina.

Hoy la muralla de Adriano es patrimonio de la humanidad y casi 2 mil años después de aquella conquista de Inglaterra por los romanos, Europa está en paz, al menos en lo que a límites entre países se refiere.

Pero existe otra conquista, lejos de las armas, movida por la pasión, cerca de los flashes fotográficos y amplificada por las portadas de los diarios del mundo. Se trata de la conquista de un invento inglés: El fútbol. Se trata de la conquista de los pedestales del mayor deporte espectáculo de la modernidad.

Todos los comienzos de temporada miles de futbolistas y directores técnicos de todo el mundo ponen en marcha el sueño de levantar la copa de su país y las copas europeas son las más deseadas. El fútbol es el deporte más popular del mundo y uno de los que mueve más dinero y prestigio. Si antes Europa se llevó las especias, la plata y el oro hoy se lleva las nuevas joyas, los mejores jugadores de fútbol.

En nuestro país el fútbol fue difundido por los ingleses. El primer partido de fútbol realizado en Argentina fue convocado por el Buenos Aires Cricket Club, a iniciativa de los hermanos Thomas y James Hogg, que enfrentó al Buenos Aires Football Club en los bosques de Palermo, en el lugar donde hoy se encuentra el Planetario, apenas cuatro años después de que se jugara el primer partido de fútbol moderno en el mundo, según las reglas de 1863. Desde entonces y durante varias décadas el fútbol se practicó en los clubes y escuelas fundados por los inmigrantes británicos.

En 1882 llegó al país un inmigrante proveniente de Escocia, Alexander Watson Hutton, quien es considerado el padre del fútbol argentino después de pasar por el Colegio Saint Andrew fundó la English High School, que sería la base de Alumni, una institución que ganó diez torneos amateurs.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) se creó en 1893. Es la octava más antigua del mundo y el torneo de liga, jugado desde ese año, es el tercero más antiguo del mundo, detrás de las ligas británicas y holandesa.

Argentina enseguida hizo propia la práctica del futbol, le imprimió un estilo de potrero muy diferente al europeo y se convirtió, con jugadores habilidosos y logros internacionales en una potencia futbolística.

Por eso ayer y hoy Argentina es una gran cantera del futbol mundial. Por ejemplo la selección de Italia campeón mundial 1934 tenía en sus filas a los argentinos Enrique Guaita, Raimundo Orsi, Luis Monti y Atilio Demaría. En 1952 Alfredo Di Stéfano fichó para el Real Madrid donde ganaría 22 títulos incluyendo cinco copas europeas consecutivas, sería cinco veces goleador de la liga española y fue considerado entonces el mejor jugador del mundo.

La lista de argentinos en el exterior podría continuar con el «Charro» Moreno (campeón en 5 países) Pedernera, Sívori,Yazalde, Perfumo, Kempes, Pasarella, Bertoni, Bianchi, Maradona, Burruchaga, Valdano, Zanetti, Batistuta, Caniggia, Crespo, Simeone, Redondo, Aimar y por supuesto los actuales Lionel Messi y todo su esplendor de 4 balones de oro consecutivos y 21 títulos con Barcelona, Cambiasso, Tevez, Mascherano, Higuain, Di María y Agüero, entre tantos otros.

Ardiles, Villa y su esposa Cristina toman clases de inglés

 

A lo largo de la historia, cinco veces las transferencias de futbolistas argentinos fueron realizados por montos que resultaron récords mundiales: Bernabé Ferreyra (1932), Enrique Omar Sívori (1957), Diego Maradona (1982), Diego Maradona (1984) y Hernán Crespo (2000).

Los jugadores argentinos inundan las ligas del mundo. Según el sitio ticespor este año 1.507 futbolistas de nuestro país jugaran en el exterior. El podio de países con mayor cantidad de argentinos jugando en su fútbol son 1° Italia (280), 2° España (278) y 3° Chile (146). La UEFA (818) es la Confederación con mayor cantidad de argentinos en sus distintas ligas.

En 2010 un total de 1.716 jugadores argentinos fueron vendidos al exterior superando a los 1.443 que exportó Brasil. El aluvión de estrellas se inició en 1995, cuando comenzó a regir la “Ley Bosman” (que le permite ir a cualquier club al terminar su contrato) y se redujeron las restricciones a los equipos europeos en cuanto al cupo de extranjeros. Desde entonces la venta de argentinos se multiplicó siete veces.

El sueño de todo jugador y todo técnico es triunfar en Europa.Y en Europa la conquista de Inglaterra es una de los desafíos más difíciles y subyugantes. La tierra de los inventores del fútbol, una de las ligas más fuertes y ese halo mágico de bastión que a los argentinos y a los latinoamericanos más le ha costado atravesar.

Inglaterra y Argentina serán eternos rivales futbolísticos. Por eso se festejó tanto el triunfo de nuestra selección sobre Inglaterra en 1953, con el famoso gol de Grillo.

Por eso el mejor gol de la historia, el de Diego en el Mmundial de 1986 es además de una obra maestra un grito del corazón que nadie puede olvidar.

Por eso de los grandes partidos de Messi uno de los mas recordados es el 4 a 1 contra el Arsenal en el que hizo los cuatro goles y el DT ingles dijo sobre Messi “Es un jugador de “PlayStation”.

Brillar frente a Inglaterra y en suelo inglés es un hito que pocos alcanzan. Los precursores en jugar en la cuna del fútbol fueron el cordobés Osvaldo Ardiles y Ricardo Villa de Roque Pérez, campeones del mundo con la selección Argentina en 1978, que integraron el equipo londinense Tottenham Hotspur.

Ardiles brilló por años en el medio campo del Tottenham. Y Ricardo Villa se consagró con dos goles en la en la final de la FA Cup de 1981, que selló el memorable triunfo 3 a 2 sobre Manchester City ante 92 mil personas. El tercer gol convertido por Ricardo Villa fue un gol de potrero argentino en el mítico estadio Wembley.  Ricardo empezó a gambetear jugadores en el área como si estuviera bailando un tango y tocó suave a la red cuando llegó hasta el arquero del City. Ese gol fue elegido como el mejor gol de Wembley del siglo XX. Ardiles y Villa son respetadísimos en Inglaterra y admirados por siempre en Tottenham Hotspur. En 2008 fueron incluidos en el salón de la fama del club de Londres.

Luego de los éxitos de Ardiles y Villa, Inglaterra no se dejó conquistar fácilmente por argentinos. Recién lo lograron  Juan Sebastián Verón en 2002 en Manchester United, Carlos Tévez en 2008 en Manchester United y Sergio Agüero en 2012 en Manchester City.

Esta temporada habrá solo 12 jugadores argentinos en la liga inglesa entre los que se destacan Sergio Agüero, Pablo Zabaleta y Martín Demichelis en el Manchester City, Fabricio Coloccini y Jonás Gutiérrez en el Newcastle United, Erik Lamela en el Totemham y Daniel Osvaldo y Mauricio Pochettino (D.T.) en Southampton.

Ahora, más de 30 años después de la consagración de Ardiles y Villa en Wembley, le toca a la dupla del chileno Manuel Pellegrini y Rubén Cousillas, el Flaco de Roque Pérez emprender la conquista de Inglaterra.

Roque Pérez Football Club

Imprimir
PDF
Ayer, Ricardo Villa de Santiago Larre a Londres, hoy Rubén Cousillas de Sarmiento a Manchester. El futbol de Roque Pérez tiene acento inglés.

En el cesped inglés: Donde ayer brilló Ricardo Villa, hoy llega El Flaco Cousillas como asistente de Manuel Pellegrini luego de San Lorenzo y River en Argentina y Villareal, Real Madrid y Malaga en España.

Rubén Cousillas y Ricardo Villa son los nombres más destacados del fútbol de Roque Pérez. El Flaco surgió del Club Sarmiento y fue arquero de San Lorenzo y de Millonarios de Colombia entre otros clubes y como asistente técnico de Manuel Pellegrini acaba de llegar al Manchester City después de grandes temporadas en el futbol español incluido el Real Madrid.

Ricardo Villa surgió en Santiago Larre, pasó de Atletico Tucuman a Racing en el pase record de entonces, fue Campeón del Mundo 1978 y se destacó en el Tottenham Hotspur obteniendo la FA Cup de 1981.

En estas entrevistas Rubén Cousillas nos cuenta algo de la nueva etapa que comenzó por buenos caminos porque el City ya es elogiado por su vocación ofensiva y Ricardo Villa con su experiencia británica pone en contexto y en valor el nuevo desafío del Flaco Cousillas y le augura un buen desempeño.

Cousillas en Manchester

Rubén ¿Qué desafíos asumen al pasar de un fútbol que conocían muy bien como el español después de varias temporadas al fútbol inglés?

“Es algo diferente, la posibilidad de lograr cosas importantes en otro medio, con otra idiosincracia, otras costumbres, ser partícipes de un proyecto ambicioso, con grandes jugadores y disfrutar de la mejor liga del mundo en lo que respecta a organización, espectáculo, colorido, con estadios llenos todos los partidos, en un club donde tenemos todos los medios para trabajar tranquilos”.

¿Qué diferencias están viendo entre los torneos de España y los de Inglaterra?

“El fútbol es diferente, más rápido, más directo, los equipos son fuertes físicamente y los partidos tienen mucho ritmo, la liga es más pareja, de visitante todos los rivales son peligrosos y hay cinco o seis equipos que pueden ganar el título. En España es distinto, las diferencias entre los dos grandes y el resto es abismal, la crisis económica hizo que se marcharan grandes figuras, y solo la aparición del Atlético de Madrid, parece amenazar la hegemonía del Barsa y del Real Madrid. La diferencia de presupuestos es enorme entre estos equipos y el resto y eso le quita competitividad a la liga. En Inglaterra es diferente, los presupuestos están mas equilibrados y todos pueden contratar buenos jugadores”.

¿Por qué junto a Pellegrini decidieron dar el salto?

“Porque el proyecto del Málaga se terminó, era imposible formar un equipo competitivo que peleé por ir a Europa. Y la posibilidad de dirigir en Inglaterra siempre le sedujo a Manuel, el proyecto le gustó mucho, tenemos grandes jugadores y tranquilidad para desarrollar nuestro trabajo, aunque la exigencia de ganar es muy fuerte como en todos los equipos grandes. Siempre soñamos con la posibilidad de ganar algún título en Europa, y acá tenemos las herramientas para intentarlo”.

Ruben Cousillas defendiendo el arco de San Lorenzo y anticipandose a Diego Maradona. Foto El Grafico.

Ahora nombraron las estaciones del metro de Londres con nombres de futbolistas (incluido Maradona, Ricardo Villa). Por tu larga experiencia ¿Cómo ves el lugar del futbolista argentino en Europa y el mundo?

“Es un reconocimiento a la trayectoria y a lo que estos jugadores le brindaron a la gente durante muchos años, es algo merecido, y en el caso de Ricardo, es un orgullo, ya que es de nuestro Roque Pérez y fue de los primeros en jugar en Inglaterra, donde ha dejado una gran imagen. Argentina es una fuente inagotable de talentos, de grandes jugadores y los mejores equipos del mundo tienen es sus planteles jugadores argentinos, lo que refleja la calidad que tienen”.

¿Ya tuviste alguna experiencia o diálogo sobre el tema Malvinas o los británicos son indiferentes al tema?

“En lo personal, no he tenido ninguna experiencia, me tratan muy bien, son muy respetuosos, y en ningún momento he sentido ningún tipo de rechazo, ni nada por el estilo, y por lo que se, nadie a tenido problemas en el ambiente futbolístico, que es donde me manejo”.

¿Cómo te impresionó Manchester?

“Es una ciudad industrial, con mucho movimiento, los negocios y los lugares públicos están siempre llenos de gente, en las afueras de la ciudad hay lugares muy lindos y pintorescos para vivir, la tranquilidad es absoluta, hay mucho respeto por las normas, el clima es diferente, normalmente llueve mucho, así que las actividades al aire libre son escasas, pero es una ciudad preparada para sustituir eso por otras actividades bajo techo. Es algo nuevo, distinto, la traba del idioma también es una complicación, pero de a poco me voy adaptando y disfruto de algo absolutamente diferente a lo que estaba acostumbrado”.

Sarmiento acaba de cumplir 70 años, ¿Qué podrías contarnos de la historia del club, cuáles son los recuerdos más importantes que dejaron los fundadores y cómo ves el presente del club?

“Sarmiento significa mucho para mi, ahí pasé mis mejores años en la adolescencia y de grande volví a disfrutar mucho en los distintos cargos que ocupé. En el club conocí a grandes personas que me ayudaron mucho, como Federico Rocha y Pilo Adobatto, aprendí a competir, a compartir, a querer una camiseta para toda la vida, a saber ganar y perder, a dedicarle muchas horas sin pedir nada a cambio, en fin un montón de conceptos, que junto a los de mis padres, me hicieron tratar de ser mejor persona. La pérdida de Pilo me dejó un vacío muy grande, por lo inesperada y por lo que significaba para mí charlar con él, una leyenda del club, una persona que vivió para Sarmiento y que me hacía reír mucho con sus anécdotas, tanto en el club como cuando compartíamos la pasión por la pesca, también tengo grandes amigos ahí, como Pedro Zucotti y el Flaco Suárez, con ellos compartí muchos partidos en nuestra juventud, defendiendo la misma camiseta, y esa amistad perduró en el tiempo y será para siempre, ellos, junto a la comisión directiva y gente que colabora, están haciendo mucho por el club, su trabajo es sensacional, y estoy orgulloso de todos ellos, como la satisfacción de ver a mi hija Yanina trabajando mucho y sintiendo la misma pasión que yo. Como resumen, Sarmiento ocupa un lugar de privilegio en mi vida, después de mi familia y como una vez prometí que terminaría mi carrera de jugador ahí, y lo pude cumplir, también digo que mi último equipo que dirigiré en mi vida será Sarmiento”.

Ruben Cousillas en sus inicios en San Lorenzo. Foto El Gráfico

Tu carrera como DT alterno de Pellegrini ha sido muy fructífera, pero ¿siempre está latente tu sueño de dirigir? Si es así donde te gustaría?

“La verdad que es un orgullo trabajar con Manuel, he vivido a su lado cosas que jamás imaginé, compartí vestuario con grandes figuras, recorrí el mundo y pude compartir esto con mi familia y mis amigos que me han visitado en varias oportunidades”.

“Lo de ser entrenador algún día, no lo descarto, veremos como se desarrollan las cosas, pero si alguna vez se da, me gustaría dirigir a San Lorenzo, el club que me formó como profesional y me trató con mucho cariño y respeto, su gente me hace sentir ese afecto, cada vez que voy a la cancha o me encuentro con algún hincha en algún lugar, siempre miro los partidos y quiero que gane y sea campeón. Su hinchada es de las mejores del mundo”.

“Para finalizar, quiero saludar a la gente de Roque Pérez, agradecer el apoyo y el respaldo que siempre me han dado, decir que extraño ese lugar, es mi lugar en el mundo, y que me enorgullece de verlo crecer y que mantenga esa calidez que tienen los pueblos pequeños”.

Ricardo Villa en Roque Pérez

Hace poco se conoció que por los 150 años de la creación de la Federación Inglesa de fútbol la London Undergorund rebautizará durante Octubre todas las paradas de su red. Cinco argentinos son homenajeados en las estaciones: Además de Maradona, Agüero y Tévez, están los nombres de Ardiles y Villa, los adelantados en el fútbol inglés.

Villa festejando la FA Cup de 1981 luego de convertir  el mejor gol de la historia del Estadio Wembley

Ricardo ¿Vos viajas muy seguido a Inglaterra, ¿Hubo cambios desde entonces?

“Conceptualmente Inglaterra sigue igual, por supuesto están los jóvenes con su impronta pero el inglés sigue aferrado a sus viejas costumbres y a su cultura aunque los jóvenes tengan una visión distinta”.

¿Con qué fútbol y torneo se encontrarán Pellegrini y Cousillas?

“Creo que la liga inglesa siempre tuvo una jerarquía distinta y han conseguido un prestigio a lo largo de muchos años y hoy tienen la mejor liga del mundo. Cuando nosotros llegamos recién se abría el libro de pases y hoy es una liga con los mejores jugadores del mundo y la liga más rica y de la más competitiva. Los estadios siempre están llenos y eso le da un marco fantástico. Además se juega muy rápido y hay fair play”.

Ha sido difícil para los argentinos la conquista de Inglaterra, después de vos y Ardiles hay que viajar en el tiempo hasta Tévez y Aguero.

“Los ingleses no dudan de nuestra calidad futbolística pero sí de nuestra responsabilidad y profesionalidad. Ahora Erik Lamela llegó al Tottenham pero lo compran luego de jugar dos temporadas en la Roma. En Inglaterra rendís exámenes todos los días, no sólo el día del partido.

Llegás a Inglaterra y nada es igual. Ellos piensan en plazos más largos. Si estás lesionado no tienen urgencia para que juegues por ejemplo. Las comidas son distintas, las costumbres son distintas”.

Compartiste un asado con el Flaco ¿Qué charlaron?

“El estaba muy expectante por su nueva experiencia y yo le conté que para mí es un país fantástico, le dije que va al mejor lugar del mundo en cuanto a prestigio, en cuanto a como lo van a tratar. Podés tener diez partidos malos y no va haber una agresividad de los dirigentes como en otros lugares. Allí hay mucho equilibrio entre la euforia de la victoria y la tristeza de la derrota. Y eso es muy bueno. Allá la derrota no es un melodrama y no se le echa la culpa al referí ni se generan suspicacias. Le dije al Flaco: “Vas a ver, una vez que te adaptes, no hay comparación con otro lugar”.

¿Cómo pensás que les va a ir?

“Yo creo que bien porque Pellegrini es un técnico que no se ata al resultado. Defiende sus convicciones a muerte y tiene solvencia para hacerlo. Y creo que ya el equipo intenta jugar como quiere Pellegrini. El habla muy bien inglés y eso es fundamental. Les va a ir muy bien. Aunque no saliera campeón no va a fracasar porque va a trabajar desde sus convicciones. Y yo estoy muy pendiente. Yo le decía al flaco: “Estuviste en el Real Madrid nada menos y ahora en el Manchester City millonario. Eso es estar en un nivel espectacular! Hagan lo que saben hacer y disfrutalo!”