GRP 82 | Marzo de 2013

Trabajo de Tricampeón

Imprimir
PDF
Atlético Roque Pérez es el club más antiguo de nuestra ciudad. Como todos los clubes ha tenido años aciagos. Con dificultades económicas, con sequías de títulos aunque siempre con perseverancia. En el último tiempo ha conseguido amalgamar triunfos deportivos resonantes y mostrar obras como la nueva cancha de césped sintético y una tribuna para 250 personas en su estadio de futbol.

Dialogamos con cuatro hinchas, ex jugadores y dirigentes con los que repasamos historias, trabajo institucional, proyectos, sentimientos y los ecos de los festejos del Tricampeonato de fútbol obtenido en la competitiva Liga de Lobos.

Todo dirigente, todo hincha sueña con el progreso y la gloria de su club pero ¿Imaginaban este presente institucional y deportivo?
“No… -reconoce  Walter Schiavi, presidente de Atlético Roque Pérez - cuando yo me inicié en el club, en la cancha estaba la vieja cantina, un sauce grande y los baños. Era lo único que había. Entonces se integró gente nueva vinculada al fútbol infantil como Mino Lucesoli, Poroto De Roco, Cammajó, entre otros. En los años 90 hicieron el salón y los vestuarios”.
Walter Schiavi apenas vino a vivir a Roque Pérez empezó a jugar en Atlético. Epoca de Cacho Amico, presidente y el Inglés Mac Cormick DT. “Jugué tres años en primera y siendo jugador me integré a la CD en la que estoy hace 25 años” cuenta Schiavi que también fue Presidente en 1999.
“En 1997 entramos en la Liga de Lobos –cuenta Schiavi- y nunca imaginamos que llegar a un Tricampeonato. Es una liga con 18 equipos de ciudades muy importantes como Lobos, Navarro, Las Heras, Monte y Canuelas. Ya es un logro salir campeón. Es muy difícil salir tres veces campeón, para nosotros era impensable. Se nos dio y lo festejamos mucho!”
Y claro se entiende porque en el pasado cercano le ha costado mucho a los clubes del interior. Como en muchas partes, en Roque Pérez el fútbol durante muchos años fue retrocediendo a su mínima expresión. Cada vez menos equipos participantes, cada ves menos jugadores, cada vez más gastos.

Walter Schiavi

 

El fin de la liga local
“Los torneos debían tener al menos cinco equipos -recuerda Polito Castellani- y en Roque Pérez solo competían Atlético, Alumni y Sarmiento. Se hacía figurar en las planillas a la Chingada, a Carboni y se registraban partidos que nunca se habían jugado para no perder la afiliación”.
Los clubes participantes pagaban las afiliaciones de los “clubes fantasmas”. Eran épocas en que el fútbol de pueblo chico estaba casi herido de muerte. La gente no iba a la cancha, se quedaba en su casa a ver el fútbol televisado.
“Cuando mi viejo pidió a Pichi Testa trabajo para mí en la Avícola -cuenta Castellani-, como Pichi era el presidente de Atlético yo pasé a jugar en el club y mi viejo a ser el DT. Yo jugué cinco años en la 1ra y desde que empecé a jugar participe en todas las CD. Después agarró la dirección Martín Iribarne y en 1985 Atlético salió campeón después de muchos años. (El equipo era el Mono Renzella, Pica Serraino, Rubén Iribarne, Carlitos Barral, Hugo Eguzquiza, Omar Arévalo, Rubito Ratto, Pedro Zucotti, Ojeda, Vega y Polo Castellani. También alternaban Pepe Messina y José Núñez). Después se salió campeón con la dirección técnica del Ingles Mc Cormick, jugaban Copari, Biondi, Bichi Barreiro, Pescio, Schiavi, entre otros” recuerda Castellani.
“Yo jugué toda mi vida en Atlético, vivía a una cuadra de la cancha –cuenta Alejandro Serraino que fue 6 años Presidente del club-. Empecé en la época de Marquini, de Pato Dichiara cuando tenía 14 años y jugué hasta los 50 años. Pasamos muchos años malos! No podíamos completar el quipo de la tercera. Teníamos que ir a buscar a los jugadores a la casa. Ibamos a jugar con 8 jugadores y pagábamos multa”.
“La inferiores ya participaban en la Liga de Lobos –recuerda Polito Castellani- pero como existía la Liga de Roque Pérez no podían jugar oficialmente en otra y tenían que hacerlo con nombres comerciales como Supermercado Rocha (Sarmiento) y Farmacia Schiavi (Atlético). Por el año 1997, desafiliada la liga local, los clubes de Roque Pérez entraron a la Liga de Lobos”.

Alejandro Serraino y “Polito” Castellani

 

Inferiores de oro
Hoy sigue siendo cuesta arriba, pero hay éxitos, el club puede mostrar obras y hay una cantera numerosa que alimenta las divisiones mayores.
“Yo creo que es fundamental el trabajo que se ha hecho en divisiones inferiores –afirma Schiavi-, llegar a la primera división con jugadores del club es lo mejor que te puede pasar porque te das cuenta que hiciste bien las cosas en los años anteriores. Mantener un proyecto de inferiores fue uno de los pilares fundamentales para salir campeón. Nosotros tenemos siete jugadores titulares que salieron de las inferiores del club, que juegan por amor a la camiseta”.
“En las inferiores, de la mano de técnicos como Juani Colombo, Ballena Nuñez,  Marcelo Basílico, que saben interpretar muy bien el fútbol se venía armando una materia prima que salió campeón en 6ta., en 4ta –explica Luciano Frassá-. Y es la que nos permite hoy disfrutar de este momento de la Primera Tricampeón. La 89_90 siempre se destacó y son los chicos que ahora están en primera”.
Luciano Frassá es miembro de la CD como primer vocal pero más que eso es hincha y colaborador permanente en esta etapa. “Jugué en 6ta. y 5ta. división y me hice hincha de Atlético –cuenta Luciano-. Yo venía del campo, no conocía a nadie. Vine a Atlético, hice amigos que son los que tengo hoy. Me integré a la sociedad de Roque Pérez y eso se lo voy a agradecer siempre al Club”.
Todos destacan la importancia de las inferiores. Es el secreto a voces, más de medio equipo tricampeón surgió del trabajo de años con los chicos que se realiza en el estadio Juan Colombo. 
“En nuestra época, el fútbol empezaba recién a los 14 años -Recuerda Castellani-. El que empezó a pensar y promovió el fútbol infantil fue el Gaucho Cammajó. Con otros padres organizaron un regional junto a equipos de Lobos y Saladillo”.
“Después de las presidencias de Pichi Testa, Cacho Amico, Joselo Del Barrio, Galloti – rememora Castellani- vino la época de los padres de los chicos del fútbol infantil, Raúl Galán, Poroto De Roco, Negro Laredo, Ferrincieli, Vasco Olasagaste, Jorge Ruzi, Alberto Luna, Mario Vizio y Walter Schiavi”.
Seguramente como cuentan dirigentes de ayer y hoy las raíces de los éxitos del presente llegan a las profundidas de aquellos años, en que los padres nombrados y muchos otros más fueron sembrando la historia del fútbol de inferiores con sus propios pibes y con sus propios esfuerzos.
“El fútbol infantil cumple un rol social muy importante –asegura Frassá-. No sólo se educa a los chicos con la pelota. En el Club los DT son también “psicólogos” y “docentes”, se preocupan mucho por los chicos. Y para la salud de los pibes es mucho mejor que estén en la cancha que en la computadora, con la play statión”.  

Atlético Campeón
Después de los últimos campeonatos logrados en Roque Pérez, contra sus eternos rivales Sarmiento y Alumni- pasaron varios años de sequía.
“Ya en 2008 habíamos salido subcampeones de la Liga de Lobos – cuenta Castellani- y ese fue un indicio. Había un grupo de pibes como Pablo Pavón, David Tonelli, Franco Schiavi, Rosales, Taborda, Mauricio Pérez Seijas, que siempre eran convocados por la Liga lobense para la selección, eran la base y fueron campeones provinciales y en el nacional llegaron a semifinales. Y esos son los pibes que hoy están en primera”.
“El camino de estos éxitos comenzó con la dirección técnica de Javier “Puchula” Crespo –cuenta Frassá-. Puchula me decía siempre “Si me hacés agarrar de DT en Atlético, con los chicos que hay te lo saco campeón”. Al tiempo barajamos esa posibilidad con Pica Serraino y llevamos esa propuesta a la CD. Eso fue a fines de 2010. Llegaron de refuerzo los chicos de Gral. Las Heras, Javier Maggio, Tomas Muñiz, Caito Rubio y el arquero Ignacio Eyheramono que entonces tenía 38 años y mucha experiencia en equipos como Temperley, San Miguel, Douglas Haig”.
En 2011 Atlético le ganó la final del torneo apertura a Las Heras y fue campeón por primera vez de la liga de Lobos, luego de 14 años de participaciones.
“En el siguiente campeonato, el clausura 2011 – cuenta Frassá- vino de Las Heras, Esteban Fernández. Además Santiago Vizio quedó libre y jugó para Atlético. Santiago es un muy buen jugador, maneja muy bien la pelota. Ese torneo la rompió, fue elegido mejor jugador de la Liga (ahora juega en Defensa y Justicia)”.
Atlético Roque Pérez obtenía el bicampeonato contra Madreselva de Lobos. Ganó en Lobos y luego de local repitió el triunfo con tres goles de Esteban Fernández.
“Al salir campeones en Lobos clasificamos para el Argentino C –cuenta Frassá-. Entonces trajimos a Joaquín Laso que había quedado libre de Tigre y a Pipi Riccitelli”.
“Hoy, cuando vamos afuera todos nos comentan que lo de Atlético en estos años ha sido espectacular –cuenta Frassá-. En el Argentino C fuimos a jugar a Mercedes y perdimos 4 a 1. Luego acá ganamos 3 a 0 y sólo no pudimos pasar porque no tuvimos suerte en los penales. Ellos tienen una cancha con tribunas y llevan 3 mil personas cada partido. Y vinieron a jugar a nuestra cancha modesta. La gente de Mercedes nos comentaban que fuimos muy dignos rivales. Ellos después perdieron contra Chivilcoy que a la postre fue el campeón y ascendió al Argentino B”.
“En el primer campeonato de Liga –reconoce Frassá- no teníamos un gran juego. Por eso al equipo le decíamos “el colectivo de Puchula” porque hacíamos un gol y después todos atrás, ponía el colectivo delante del arco! Ya en el bicampeonato con la incorporación de Santiago Bizio se mejoró mucho el juego pero igual nosotros lo cargábamos a Puchula porque lo hacía marcar a Santiago también”.

Atlético Roque Pérez Campeón 3ra. División
1- Rodolfo Vallespir 2- Marcelo Pescio 3- Pablo Morlini 4- Pedro Vizio 5- Juan Martelli 6- Alexis Roldán 7- Octavio Wright Brugognoni 8- Mauricio Pérez Seijas 9- Mauro Pozzoli 10- Natalio Ruiz 11- Eduardo Nigro Badde. Suplentes: Marcos Pescio; Lucas Franzini; Jonathan Michelini; Emmanuel Rodríguez y Guido Schiavi. DT: Walter Schiavi

 

Atlético Roque Pérez Tricampeón 1ra. División
1- Carlos Eyheramono 2- Alberto Liendo 3- Alejandro Rosales 4- Pablo Pavón 5- Carlos Luna 6- Flavio Crespo 7- Ariel Taborda 8- Franco Schiavi 9- Walter Supato 10- Manuel Montiel 11- Roberto Moggia. Suplentes: Rodolfo Vallespir, Sebastián Incardona, Jonatan Crespo, Rubén Riccitelli y Federico Salinas. DT: Javier Crespo.

 

Mejoró el “colectivo”
“El último campeonato de 2012– cuenta Frassá- se comenzó con todos los chicos de acá y siguió funcionando el “colectivo”. Cuando clasificamos a la fase final “por la puerta de atrás como dijo el técnico de Atletic de Lobos” trajimos cuatro refuerzos: Manuel Montiel y Alberto Liendo de 25 de Mayo, Sebastián Incardona de Bs. As. y Daniel Supato de Saladillo”.

El día inolvidable
En la final, después de empatar en cero con Independiente de Monte, llegaron los infartantes penales donde el arquero Ignacio Eyheramono detenía el séptimo penal montense y Pablo Pavón marcaba el gol definitivo para desnivelar y convertir a Atlético Roque Pérez en el Tricampeón de la Liga de Lobos. Como en los años anteriores se desató la fiesta, esta vez con capa y corona incluida para el DT Puchula Crespo.
En la previa al partido de primera, la tercera división dirigida por Walter Schiavi se consagraba campeón también contra Independiente de Monte por 2 a 0. El 13 de enero definitivamente quedaba bordado Campeón y Tricampeón con letras de oro de en la historia del club.

Los chicos del tricampeón
“Lo más importante es conseguir estos triunfos con los chicos del club – dice Schiavi-. Eso nos pone orgullosos. Siempre hay que traer algún refuerzo pero la base son nuestros chicos, eso nos da gran satisfacción porque salieron de las inferiores, son hinchas del club y trabajan por el club. Por eso vamos a premiar a los jugadores con un viaje a Mar del Plata”.
“La clave de estos triunfos fue el armado de un muy lindo grupo -asegura Frassá-. Es notable el aprecio que se tienen, la solidaridad adentro y fuera de la cancha. Los viernes se juntan a cenar, los sábados salen juntos, son muy unidos”.
“Hay un buen grupo de jugadores –dice Castellani-, unidos y los dirigentes tiran para el mismo lado. Esto trajo resultados deportivos pero también de obras. Los jugadores se propusieron hacer la tribuna! Eso a nosotros ni se nos ocurría! Y ha vuelto gente al club, se dieron muchas cosas buenas”.

Puchula
Javier Puchula Crespo creció futbolísticamente en Alumni pero las vueltas de la vida lo ponen en el tope de la historia de Atlético. Hay que revisar la estadística, pero no debe haber técnicos que hallan ganado tres campeonatos consecutivos de los quilates de la Liga de Lobos.
“Si hay algo que Javier maneja muy bien son los grupos –reconoce Frassá-, su relación con los chicos. Trajimos buenos refuerzos de Las Heras, chicos que tenían experiencia en la liga de Lobos. Después de la llegada de Puchula y de los refuerzos, Atlético mejoró la actitud. El equipo Tricampeón –continua Frassá- por ejemplo contra Salgado de Lobos, lo vimos juntos con Walter Schiavi y comentábamos que hacía mucho tiempo no veíamos jugar tan bien a Atlético. Tocando bien la pelota, con profundidad, llegando al arco, jugando a dos toques”.

La vuelta a la cancha
“La gente ha vuelto, de la mano de los resultados, a la cancha –se entusiasma Schiavi-. Eso es un logro también. Es muy lindo cuando hay gente alentando. Es bueno para el espectáculo y es muy bueno  para el jugador también”.
“Siempre decimos con Diego Galloti que antes éramos muy poquitos –cuenta Frassá- los que seguíamos a Atlético. En 2008, cuando perdimos de local 3 a 1 y fuimos a jugar la segunda final a Las Heras éramos 5! Diego Galloti, Adrián Forastieri, Walter Schiavi, uno o dos más y yo. En el segundo campeonato (el bi) ya se jugó con público en la cancha. Ahora de local están viniendo 200 a 250 personas”.

La flamante tribuna
“Hay muy buena gente en Atlético – dice Frassá-, se labura bien y además existe el compromiso de los jugadores de 1ra y 3ra que trabajan también por el club. Como ha sido el proyecto de la tribuna, el club no puso un solo peso. Ha sido todo obra de los chicos del club. Cuando se logró el bicampeonato, jugadores e hinchas se propusieron hacer la tribuna. Hicieron fiestas, polladas, tallarines y con esos ingresos y alguna colaboración se pudo concretar ese sueño. Se compraron los pilotes a una empresa que los realiza para los estadios, por ejemplo el de Argentinos Jrs. La tribuna tiene una capacidad de 250 personas sentadas. Se me pone la piel de gallina ver lo linda que quedó y que fue gracias al esfuerzo de los mismos jugadores”.

Fútbol y jockey
Sobre estos deportes se ha afirmado el andar del Club.
“En fútbol -explica Schiavi- tenemos desde la pre octava (de cinco años), y la octava (que participan en torneos) hasta primera división y veteranos. El club cuenta con cerca de 400 chicos y adultos que juegan al fútbol”.
“El jockey hace 26 años que se practica en el club –continúa Schiavi-, desde los comienzos con Fernando Martini. Se compite en los torneos de la Cuenca del Salado integrada por ejemplo por La Plata, San Vicente, Cañuelas, Brandsen y Saladillo. Es una liga muy competitiva. En Atlético tenemos cinco categorías de Jockey desde las más chiquitas hasta la primera división. Incluso se está formando un equipo de Mamis. Es importante porque no hay mucha oferta de deportes para las mujeres”.
“En 2002 –recuerda y destaca Schiavi- Roque Pérez llegó a la final de Jockey de los torneos bonaerenses y se obtuvo la medalla de plata tras perder la final con La Matanza”.

Trabajo de CD
“Nosotros elegimos la CD todos los años –explica Schiavi-. Creo que es bueno porque el trabajo del Club es desgastante y es bueno que otra gente traiga nuevas ideas. Aunque es cierto que somos 20 personas que nos vamos rotando. Los recursos del club son la cuota social (pero no tenemos tantos socios) el alquiler del salón, del Bar- Centro Cultural y Gimnasio, del alquiler de la cancha de fútbol reducido y de algún evento como el concurso de pesca realizado o un campeonato de truco”.
“El fútbol es deficitario y hay gastos importantes – cuenta Schiavi-. Sólo de semillas para sembrar la cancha gastamos siete mil pesos por ejemplo. Organizamos rifas también, se explota la cantina, se cobra la entrada al partido y lo vamos sosteniendo”.
La vida social
“Creo que la vida social en el Club no es tan plena como tendría que serlo –admite Schiavi-. Hay mucha gente que se acerca al club a ver jugar a sus hijos pero no participa más allá de eso. Si no seríamos 200 padres para trabajar. No sé en que estaremos fallando que no alcanzamos una vida social más plena, mas allá de alguna cena o almuerzo que organizamos y la gente siempre está. Pero tenemos que lograr que se sume más gente, sumar ayuda y sumar ideas. De todos modos hay más participación que antes. Por ejemplo para los carnavales mucha gente se acercó a trabajar y con muy buena onda”. 

Más obras
“Nuestro proyecto era hacer la tribuna –cuenta Schiavi- y mejorar la cancha de fútbol reducido que finalmente pudimos hacerla de césped sintético. La cancha sintética insumió una inversión de 230 mil pesos aproximadamente. Financiamos la carpeta con un crédito y pensamos recuperar la inversión en un año y medio. Los que ya a han usado están muy contentos”.
“Nos queda aun inconcluso el proyecto de los vestuarios de Jockey –reconoce Schiavi-. La gente del Jockey se merece tener instalaciones acordes. Se avanzó la obra en parte, es una deuda del club pero lo vamos a hacer”.

Sentimiento de hincha
“Uno siempre soñaba…pero nunca llegaba a concretarse –se confiesa Alejandro Serraino-. Hoy disfrutamos pero hemos pasado muchas malas también. Siempre nos preparábamos de la misma manera. Pero no podíamos pasar de cuartos de final. Pero en 2011 las cosas se fueron dando partido a partido. Estos momentos no se olvidan nunca más! ”.
“El primer campeonato no lo disfrute tanto porque ganar un campeonato era la cuenta pendiente de Atlético –dice Frassá-. Todos los partidos eran apretados y recién disfrutamos cuando salimos campeones. El bi y el tri si los disfrutamos mucho! Y fue estremecedor el partido contra Mercedes, mil personas en la cancha de Atlético, todos alentando para que llegue el tercer gol, esa imagen no me la olvido mas!” “Había gente y amigos de otros clubes, todos alentando al equipo de roque Pérez. Se escapó en los penales. Pero el tercer gol fue una explosión de alegría y nos abrazamos todos”.
“Cuando tocó jugar en Mercedes –cuenta Frassá- mucha gente no tenía auto y no podía ir. Entonces nació de los jugadores la idea de hacer un chancho móvil. Se salió a vender por todo el pueblo y se alcanzó el dinero para pagar dos colectivos que llevaron a los hinchas al partido. Lo lograron los mismos pibes y fue como una devolución al aguante de los hinchas. Y acciones así nos dan mucho empuje a todos”.
“Cuando salimos campeones en 2011 –cuenta Castellani- Pica me decía “Tenemos que disfrutar esto porque quien sabe cuando lo vamos a vivir otra vez” y después llegó el BI y el TRI.  Estamos orgullosos de nuestro club, tenemos 90 años de historia y queremos seguir integrando a la sociedad, siendo un club de puertas abiertas”.

Sueños
“Tenemos muchos pero a veces te chocás con la realidad económica –dice Schiavi-. Lo primero es terminar los vestuarios del Jockey. Sería muy importante en el futuro hacer la cancha de jockey de césped sintético porque muchas ya la tienen (como Lobos y Brandsen) y es una desventaja para nosotros seguir sobre césped. Ya nos pasó, ganamos toda la clasificación sobre césped y en Mar del Plata, la final se jugó en sintético y a las chicas les costó mucho adaptarse. No es una obra fácil de alcanzar porque una cancha sintética debe costar 500 mil pesos!”

Cosecharás tu siembra
“En Atlético se venía con una continuidad de trabajo -explica Schiavi- y cada nueva CD le imprime nuevo impulso. Como el club está ordenado ese plus te puede servir para concretar los proyectos. A la gente de Atlético le digo que se acerquen, que disfruten del club, que traigan ideas y nos acompañen en lo que estamos haciendo”.

El Gran DT

Imprimir
PDF

 

“Con los chicos que hay yo los saco campeón” prometió Javier Crespo antes de empezar en Atlético Roque Pérez. Y cumplió con creces.

Gran DT: Puchula Crespo ya disfruta la copa junto a Luciano y Augusto Frassá.


Javier Puchula Crespo es el conductor técnico del equipo tricampeón de la Primera de Atlético Roque Pérez. Es el maestro panadero que se levanta antes de las cuatro para amasar, pero toda la vida llevando esa estirpe de defensor que paseó por las canchas de Roque Pérez, de Boedo y tantas más. Desde 2011 se subió al podio de los técnicos. Aquí defiende su “colectivo” y nos cuenta el detrás de escena, algo del vestuario del campeón.
“Yo empecé jugando en el baby fútbol de Alumni –recuerda Puchula Crespo-, en los campeonatos que se hacían adentro del club. Jugábamos para el equipo que armaba Chinchu Gasparini. Después Polo Castellani me llevó a jugar a las Tunas. Y jugué muchos años en Alumni pero después pasé por muchos equipos y me fui a jugar a Buenos Aires. Estuve en San Lorenzo, en la sexta división, en Quilmes y luego Ricardo Villa me llevó a Defensa y Justicia donde jugué en la reserva. Anduve mucho en el futbol por suerte. Muchísimos años”.

¿Tenías experiencia anterior como técnico?
“Sí, había dirigido un año a Sarmiento y Alumni también”.

¿Te imaginabas sacar un equipo tricampeón?
“No! Qué me iba a imaginar, nunca…ni campeón me imaginaba. Es cierto que le dije a Luciano Frassa que había buenos jugadores pero nunca me podía imaginar lo que conseguimos”.

¿Como hiciste?
“La base de jugadores ya estaba, eso era importante y después hicimos unos ajustes. Trabajamos con el carácter y la motivación de los chicos porque ellos venían bajoneados porque no se les daban los resultados”.

¿Y cuál es tu idea futbolística adentro de la cancha?
“Bueno yo siempre fui defensor, me gusta que mi equipo esté bien parado atrás. El equipo se arma de atrás para adelante. Después me gusta que juegue lindo, a todos nos gusta. Pero tenemos que tener orden atrás”.

Entonces lo del colectivo atrás es cierto!
“Y sí! Es cierto! El técnico de Lobos se quejaba porque poníamos el colectivo delante del arco. Pero nosotros nos traímos los puntos de Lobos. No te podés regalar. Hoy todos le juegan distinto a Atlético, nos conocen más y todos nos quieren ganar”.

¿Una imagen de cada campeonato, cuál elegirías?
“Se me mezclan las imágenes y las emociones de los campeonatos. En el primer campeonato ver a Mino Lucesoli llorando por el campeonato, eso me tocó, me conmovió”.
“Después, antes del bicampeonato, Santiago Vizio me contó que él nunca había podido salir campeón con Atlético, en ninguna división y después se fue a jugar afuera. Entonces yo le prometí que si venía iba a ser campeón. Cuando lo logramos me lo vino a agradecer llorando. Yo le cumplí a él y él me cumplió a mi!”
“Y del tricampeón una imagen, yo nunca me olvidaré toda la gente, la cancha llena de hinchas alentando y festejando, es algo irrepetible que no voy a olvidar”.

¿Te acordás de alguna charla especial en el vestuario?
“Ah esto nunca lo conté…en la primera final contra Las Heras, primero hablé con Polito y a los chicos les dimos en el vestuario una camiseta con la foto de Agustín Castellani  que era compañero de todos ellos. Llorábamos todos pero no sabés como salieron a la cancha! Imaginate que con una motivación especial”.
“En el bicampeonato, creo que fue, le pedí a Luciano Frassá que escribiera unos papeles para pegar en el vestuario. Los papeles tenían cargadas de Sarmiento para nosotros. Era una trampa, era para que los chicos se enojaran y salieran con todo! Y salió bien! Esas han sido las vivencias de vestuario que más me quedaron”.

¿Y vos de quien aprendiste?
“De todos aprendés, yo jugué en muchas partes. El primero que me enseñó muchas cosas fue el actual intendente, Chinchu Gasparini. A motivar, a hablar en un vestuario. Se hablaba de otra manera antes, diferente a hoy. Después aprendí mucho de Román, que había sido técnico de Boca y lo tuve de técnico en Defensa y Justicia. También aprendí de  José María Silvero (fue jugador y técnico de Boca), Medina (fue preparador técnico de Bilardo en el Mundial de Italia 1990) y Eduardo Lachalde. A los tres los tuve en Madreselva en Lobos”.

¿Y el futuro?
“Cada vez es mas difícil, porque todos los equipos se han reforzado mucho y siempre cuesta tener regularidad. Pero tenemos que seguir dando lucha arriba”.