GRP 62 | Marzo de 2009

Ganó y va por más!

Imprimir
PDF
Germán Giles fue imparable en Concordia y con un Chevrolet Vectra alcanzó su primera victoria en la categoría Top Race Juniors. Es el primer roqueperense que triunfa en una final de una categoría nacional. En esta entrevista repasamos su inicio en el TC Roqueperense, su presente ganador y sus metas futuras.

No había mejor estreno del subcampeonato de 2008 que arrancar la temporada con un triunfo contundente. Ni el pace car les permitió a los de atrás poner en duda la victoria de Germán. Ahora con la tranquilidad del triunfo que se le negaba, ya en el bolsillo, y mientras va recibiendo a los invitados del asado de los viernes, iniciamos una charla donde nos cuenta el detrás de escena de su carrera deportiva que entusiasma a los roqueperenses.

Germán, ¿Por qué no se te dio el triunfo el año pasado?
”Creo que un auto contundente como el de los otros días no tuve el año pasado. Las cosas en 2008 las hice de menor a mayor. También hay que pensar que no conocía el auto ni los circuitos. Igual a mitad de año estaba segundo en el campeonato sin haber ganado una carrera. En la segunda mitad de año quizá la misma posición en el campeonato me agregaba presión y me jugó en contra. Y no se nos dio”.

¿Por que se te dio ahora?
”En Concordia no sabía al principio que iba a pasar: Yo tengo la característica de andar rápido de entrada y alcanzar mi mejor tiempo enseguida, en las primeras vueltas de prueba. En cambio otros pilotos van de menor a mayor. Por eso teníamos la incógnita. Aunque yo sabía que aunque largara tercero tengo la característica de ir para adelante. Luego si confirmamos que andábamos en buen ritmo y tuve un auto firme. La verdad es que tuve un auto superior. Este año el equipo sumó un Ingeniero que también ayuda mucho y nos organiza mejor teniendo en cuenta que a Tadei se le complicaba porque el es corredor de Top Race V6”.

¿Te preocupabas cuando entraba el “pace car” ?
”Yo sabía que el “pace car” iba a salir, así que me lo tomé con calma. Cuando salió por primera vez Gustavo Tadei me dijo que venía medio segundo más rápido que los de atrás por vuelta, que largara tranquilo. Además en ese circuito es difícil pasar. Cuando se relargó hice el record de vuelta y me quedé tranquilo. Estaba seguro, porque veía que tenía el auto. Y estas son carreras de autos”.

¿Cómo lo festejaste?
”Lo festejé tranquilo. Cuando llegamos el día de la carrera comimos un asado. Y hoy volvemos a comer otro con amigos y auspiciantes. Pero soy bastante tímido y no soy de festejar tanto. Por ahí festejo más para dentro”.

¿Cuándo supiste por primera vez que ibas a correr un auto de carrera?
Desde chico sabía que iba a correr, porque me gustaba y soñaba con ser piloto. Después empecé a manejar y más gustaba la idea pero cada tanto le devolvía el auto roto a mi viejo. Y mi primer sueño era correr en las cafeteras del TC Roqueperense, que como son las cosas, que al final nunca corrí en una cafetera. Tuve que esperar hasta los 18 años para correr. Carlos Pedro Del Barrio corría en Clase C con un Gordini y quería dejar. Entonces me pasó el auto a mí. Me subí al auto el sábado y el domingo corrí.

¿Llegaste en esa carrera?
Sí anduve bastante bien, llegué creo que en el puesto 10 o 12, y anduve entreverado.

¿Y lo consultaste al viejo para empezar?
Y si, porque mi viejo era mi sponsor numero uno, así que no había otra.

Además tenés un padrino del palo, como Guillermo Del Barrio.
Sí, y así empezó la pasión, yo veía la idolatría que el despertaba en la gente y soñaba con seguir sus pasos. Cuando yo empecé a correr el estaba en su mejor momento en el TC así que no estuvimos tanto en contacto. Luego Guillermo me invitó a correr una carrera como acompañante. Y en las decisiones importantes siempre lo consulto y el me aconseja. 

¿Cuantos años corriste en TC Roqueperense?
Corrí desde el 97 hasta 2004. Me llevó casi un año poder ganar una carrera.

¿Y sentirte consolidado como piloto?
Y creo que un año también. Hay un tiempo, también me pasó en el Top Race Juniors, en que el auto te lleva a vos. Luego empezás a sentir que vos llevás al auto. Uno va cambiando la manera de correr. Uno piensa, de afuera o al principio, que correr es solo andar fuerte, frenar sobre la curva y doblar a fondo. Luego te das cuenta que muchas veces es al revés. Cuando mejor corres es cuando frenas antes, cuando doblás bien. Los errores más comunes suelen ser ir más rápido de lo que tenés que ir.

¿Eso exige mucha concentración?
Es todo un aprendizaje. Hay que ir sintiendo y captando lo que te dice el auto. La concentración es importante para anticipar lo que el auto va a hacer y para ir leyendo el circuito.

¿Cuál fue tu mejor carrera?
Esta que gané fue muy linda porque fue la primera en Top Race Juniors. Pero tuve otras buenas carreras. El año pasado en Comodoro Rivadavia largué doce y llegué tercero. También me pasó lo mismo, salir atrás y llegar adelante o ganar en el Roqueperense y el Focus.

¿Qué pilotos te gustan?
A mí siempre me gustó Ortelli y siempre fui hincha de Ortelli. Últimamente el Pato Silva es el que más se destaca. Y Pechito López viene siendo el más rápido de todos. Pero creo que Ortelli es una mezcla de ellos y es con el que me siento más identificado.

¿Por qué elegiste el Top Race Juniors?
Estando en el Roqueperense queríamos hacer algo en una categoría nacional. Entonces fuimos al desafío Focus. Luego el Top Race Juniors era como un paso natural porque tenía un concepto similar por la standarización de los autos. Y otra cosa importante es que la categoría tiene buena difusión, es televisada en vivo por canal 13. En esta categoría podes hacerte valer como piloto en cambio en otras dependes mucho del medio mecánico que te toca. Yo me tomo esta categoría como una escuela para mí.

¿Qué características tiene la categoría?
En el Top Race Juniors no hay pruebas en la semana. Es una categoría que tiene motores iguales porque los entrega el mismo proveedor. Los elementos del auto están standarizados. Solo podés tocar la amortiguación. Y es muy finito lo que se puede hacer en la puesta a punto. Lo que se intenta es salir al circuito y volver a entrar enseguida a boxes para ir trabajando, pero no siempre se puede.
En la carrera de Concordia solo fuimos cambiando regulación de las barras de torción delanteras, un poco la alineación. Estos cambios por ahí te permiten bajar medio segundo la vuelta y eso es muy importante. Creo que la categoría está bien armada en su concepto. Se hace hincapie el piloto porque los autos están estandarizados y hay poco desarrollo de chasis. Esto funciona como un techo para los costos. Por eso es una categoría que uno va y la pasás bien y tenés menos presiones. Si estás a un segundo no hay tantos aspectos mecánicos para tocar.

¿Cómo es el trabajo de la semana?
El equipo desarma todo el auto y lo vuelve a armar. Yo, como no existen pruebas, entro en contacto con el auto el sábado antes de la carrera. Lo que hago a veces hago previamente es usar el simulador de TC 2000 o Turismo Carretera para conocer mejor los circuitos. Los circuitos son muy reales en el simulador y te sirve mucho.

¿La categoría te exige físicamente?
Influye lo físico. Lo que uno más sufre es el calor dentro del auto. Eso te produce deshidratación y me pasó que en dos o tres carreras he bajado agotado no tanto por lo físico si no por la temperatura que tenés que soportar. Esta temporada estoy haciendo entrenamiento físico dos veces por semana con Fernando Forastieri para estar mejor y tener más resto físico.

¿Con el resto de los pilotos hay relación o sólo se cruzan en la pista?
La categoría tiene un ambiente muy tranquilo y si querés relacionarte con los pilotos podés. En el Top Race V6 están los mejores pilotos del país y están al alcance. Y en la Juniors tengo relación más cercana con mis compañeros de equipo que son Cristian Casco y Gustavo Michelot. Después tengo relación con pilotos que venimos corriendo juntos desde el desafío Focus.

¿Quién es el rival a vencer este año?
Mis compañeros de equipo van a andar como yo y pueden estar tranquilamente delante mío. El equipo de Azar, Borzani que salió 2do en Concordia. Nicolás González que salió 3ro en Concordia. Ellos van a ser los más duros. También están Nicolás Cotignola y el que ganó el concurso de pilotos, Camilo Echeverría. Aunque estos dos chicos recién empiezan. Yo tengo la ventaja que ya tengo un año en la categoría. 

Sos el primer roqueperense en ganar en una categoría nacional
Sí, me decían eso los otros días por radio en una nota. Pero bueno, yo creo que lo que hizo Guillermo Del Barrio es muy difícil de empardar porque llegar al TC es muy difícil y es la categoría más importante.

¿Cómo reaccionó la gente con tu triunfo?
La repercusión es muy buena. La gente te para en la calle para saludarte y eso es lo más lindo. Y hay mucha gente que sigue la categoría por TV. Tenemos la suerte de que en la televisación está Leo Regueira, que sus padres son oriundos de Roque Pérez, y el se encarga de mencionar a Roque Pérez cuando corro yo.

¿Es cierto que si salís campeón vas a tener que pagarle un crucero a Gustavo Tadei?
Sí, esa es una promesa que yo le hice a Tadei el año pasado y se la mantuve este año. Lo que pasa es que Tadei es una persona muy extrovertida y muy optimista. Enseguida el me dijo que yo iba a salir campeón. Entonces yo le dije “si yo llego a ser campeón te pago un crucero”. Y la broma que le hago a Gustavo es que para mi va a ser un gusto pagárselo o debérselo!

¿Y como te gustaría continuar tu carrera de piloto?
Todo piloto en Argentina sueña con llegar al TC. Pero hoy el TC es muy difícil de alcanzar. Por eso a mediano plazo los objetivos son otros. Nos gustaría el año próximo estar en el Top Race V6 o en el TC Pista. Conseguir el presupuesto para estar en alguna de las dos. Este año yo podía ascender porque había salido subcampeón. Pero queríamos afianzarnos más. Hoy los que me ayudan a correr son sponsor que son amigos. Puede pasar que alguno no pueda seguir acompañándome y entonces tengo que abrir más el abanico. Los desafíos son importantes. En el Top Race V6 hay pilotos muy importantes que nos exigiría seguir mejorando y hacer experiencia. El TC Pista tiene un nivel de pilotos no tan lejano a nuestra categoría pero dependés más de la parte mecánica, de conseguir un buen auto, de tener el mejor chasista y el mejor motorista. Entre esas dos alternativas vamos a elegir. Y el sueño del TC es más lejano. Pero bueno, cuando corría en el Roqueperense también me parecía lejana la categoría en la que corro hoy. Así que el tiempo dirá. Ojalá se me pueda dar.

Emilio Parisi, ex corredor y preparador:
“Germán es un piloto muy rápido y que se adapta muy bien y enseguida al auto que tiene. Incluso sin necesidad de hacer tantos cambios en el auto. Yo creo que el tiene la buena escuela del TC Roqueperense, sobre todo de la categoría C, tanto Renault como Fiat tienen un manejo muy similar al de otras categorías.
Teniendo en cuenta lo que viene realizando yo creo que tiene muchas posibilidades, además está con Tadei que también es piloto y lo puede aconsejar muy bien.
Yo fui preparador de German en la categoría C y el nos ha dado muchas satisfacciones. Además Germán es una muy buena persona, es un amigo y nosotros lo queremos muchísimo. La amistad con el sigue, el siempre viene a 25 de Mayo y nosotros le deseamos lo mejor”.

Gustavo Tadei, piloto Top Race y TC, dueño del equipo de competición que integra Germán Giles:
“Lo único que le falta a Germán es más experiencia, conocer mejor los circuitos, y eso lo va a lograr corriendo. Después Germán es un piloto que tiene muchas virtudes. Es un piloto muy rápido y es un piloto que se adapta muy rápido al auto. Es sumamente confiable y sumamente veloz. Pero no solo veloz en carrera, también es muy veloz para tomar decisiones arriba del auto. En una carrera siempre ocurren cosas y el toma buenas decisiones, es frio y siempre sale bien de los problemas. ¿Cómo le va a ir este año? Yo ya me veo viajando a Cancún!”

Germán Martín, piloto de TC Roqueperense:
“German es un piloto muy bueno y muy tranquilo. Por ahí no es el mas rápido en la clasificación, pero en carrera siempre va para adelante. Este año está muy bien perfilado y cuenta con un muy buen equipo. Además, el es un piloto muy llegador, no es de romper el auto, y eso es una virtud muy importante. Sabe para lo que está el auto y corre en función de eso. Ahora tiene que seguir sumando y a fin de año va a estar peleando el campeonato”.

Guillermo Del Barrio, ex piloto de Turismo Carretera y padrino de Germán Giles:
"Lo veo cada vez mejor a Germán. Ahora está mas asentado, con mayor experiencia y pienso que le vino muy bien la temporada del año pasado. El tiene muchas condiciones, siempre ha sido un piloto muy rápido en carrera y muy concentrado en todo lo que rodea al auto. Ojalá se pueda afianzar en cualquier categoría nacional porque tiene condiciones para hacerlo".

Trayectoria deportiva
Año 1997: Debutó en la Clase C del TC Roqueperense con un Renault Gordini, a los 18 años de edad.
Año 1998: Tercero en el Campeonato Clase C. 9 podios, 4 carreras ganadas.
Año 1999: Subcampeón en la Clase C. 7 podios, 3 carreras ganadas. Participó en el Concurso Formula Renault Argentina en el autodromo Roberto Mouras de La Plata.
Año 2000: Tercero en el Campeonato Clase C. 9 podios, 2 carreras ganadas.
Año 2001: 7 carreras corridas en la Clase C, 4 podios, 1 carrera ganada.
Año 2002: Se consagra campeón de la Clase C con 8 podios y 4 victorias.
Año 2003: Cuarto en el campeonato de la Clase C. 4 podios, 1 carrera ganada.
Año 2004: Corre 9 carreras en la Clase GT con un Chevrolet 400. 1 podio, 1 carrera ganada. Gana como piloto invitado en la Clase C, su final y la general.
Año 2005: Vuelve a la clase C con Renault Gordini. 2 carreras corridas, 2 triunfos.
Año 2006: Como piloto invitado en la Hora del TC Roqueperense gana la final de la Promocional Fiat 128 y la final de la Clase ST, con Opel K.
Año 2007: Participa en el Desafío Focus. Obtiene 3 triunfos y un 3er. puesto en el Torneo Clausura.
Año 2008: Participa en el Top Race Júnior. Obtiene 7 podios, 3 segundos puestos y 4 terceros puestos, y con 134 puntos logra el Subcampeonato.
Fuente: www.germangiles.com.ar


La victoria en Concordia
Domingo 22 de febrero de 2009
Autódromo ciudad de Concordia
Entre Ríos - 3140 metros
1º, auto nº 2, Giles German, Vectra, tiempo: 28;25,200
2º, auto nº 5, Borsani Eric, Mondeo, a 2,36 segundos.
3º auto nº 3, Gonzalez Nicolas, Mondeo, a 3,27 seg.
Promedio: 119.324 km/h
Record de vuelta: Giles, vta. 11 en 1` 22`` 26 a 137.413 km/h.

En las vías de la poesía

Imprimir
PDF
Horacio “Pichi” Pano nació en Remedios de Escalada pero los juegos de la vida lo trajeron a Roque Pérez. Hoy se siente un roqueperense más. Horacio comparte con nosotros una de sus pasiones más importantes que es escribir pensamientos y poesías y nos cuenta su amor a las tradiciones criollas, su paso por el Ferrocarril Provincial y su dolor por el levantamiento de aquel entrañable ramal.

“Yo soy de Remedios de Escalada, partido de Lanús. Hice toda la escuela allí –nos cuenta Horacio Pano-. Cuando tenía 16 años me estaba por recibir de perito mercantil y tuve la suerte de ingresar al Ferrocarril Provincial, en la parte de contaduría que estaba en Capital Federal. Trabajé más de 20 años allí. Cuando ingresé era el che pibe y también el niño mimado. Tuve la suerte de tener un jefe amigo (Gonzalito le decíamos), que quiso que yo fuera Aforador de Encomiendas. Eso me permitió pasar de 575 a 1185 pesos de sueldo. Jamás un menor de edad había sido nombrado aforador. El contador no quería saber nada y mi jefe lo convenció. Cómo aforador yo hacía el control de las tarifas aplicadas a las encomiendas”.
“En el ferrocarril entré en el 54 y me fui en el 77 –cuenta Horacio-. Yo le tenía mucho cariño al Provincial. Después de aforador pasé al depto de tráfico como auxiliar de primera y luego encargado de mesa y me retiré siendo jefe de oficina. En la administración éramos unas 90 personas. Pero en las tres líneas del ferrocarril éramos 5 mil empleados”.
La historia nos interesa porque el levantamiento del ramal del Provincial significó el retroceso de un sinnúmero de poblados, algunos de ellos pertenecientes a Roque Pérez, como Carlos Begueríe y Santiago Larre. El levantamiento literal porque los rieles fueron levantados, no fuera que alguien soñara con el regreso del tren.
“En el 61 Arturo Frondizi firmó el decreto –recuerda Horacio- cerrando las líneas del Ferrocarril Provincial. Se decía que eran improductivas, pero eso no era cierto. Se transportaba cereal y hacienda. Pero en esa época ya estaba la Mercedes Benz y se decidió favorecer el transporte por camión. Pensar que yo juré la bandera en el ejército delante de Frondizi, con orgullo, y después él cerró el ferrocarril”.
“La gente en los pueblos lloraba. Nosotros salimos a la línea y había una pena y una angustia de esa gente que vivía en pueblos de 20 casas. Acá tenés Santiago Larre, La Reforma, Estrugamou... El Trigo tendría 5 casas. En ese viaje la gente se arrimaba, los jefes de estación presentaban petitorios, pero no hubo nada que hacer, - rememora con rabia Horacio- la decisión estaba tomada”.
En uno de sus textos Horacio Pano cuenta su trabajo en el ferrocarril Provincial y su dolor por el levantamiento del ramal. Aquí compartimos un fragmento:

“Como no sentirse defraudado, al saber que al igual franceses o ingleses, durante largos años ganaron mucho dinero con los ferrocarriles Provincial y del Sud, recuperando la inversión y llevándose las mejores carnes y derivados, todo eso me hace pensar que en mi país hay muchos inútiles y tarados...
...llegó el día en que decidí vivir donde nunca lo hubiera pensado al radicarme en Roque Pérez partido del que depende Carlos Beguerie entonces dije es el momento esperado, al visitarlo sentí pena e indignación a medida que recorría vino a mi mente la milonga estación de vía muerta, no tenía opción y le pedí a Dios ampare a los que decidieron igual quedarse, es admirable su actitud y el amor a su pueblo y por el siempre jugarse.”

“Después del ferrocarril –continua Horacio- trabajé como viajante de Canale, luego de Bagley, de Noel. También tuve una boutique en Almagro. Tuve puesto de diario. Entraba al ferrocarril a las 6 de la mañana, y a las 3 de la tarde abría el puesto hasta las diez de la noche. Vendíamos mucho la 5ta. y la 6ta. de Crónica. Me acuerdo que el diario que se agotó enseguida fue cuando hubo una pelea de Loche, el intocable. Creo que cuando le ganó al japonés”.

¿Pero cómo se fue dando su venida a Roque Pérez?
“Yo vine en el 64 a cazar a la Estación de Atucha. Muy cerquita había una escuelita muy linda. Había un policía que nos daba permiso. Yo estaba feliz porque era una estación del Provincial. Yo estaba enamorado de la zona, pero también me daba dolor todos esos pueblos abandonados por el ferrocarril. Luego de cazar pasamos por Roque Pérez y con mi tío tomamos una cerveza en un bar que había en Tarigo y Sarmiento. Qué lindo pueblo! decía mi tío. Qué lindo el día que me jubile venir a vivir acá, le decía yo. Seguí viniendo muchas veces. Luego vino mi hijo y conoció Don Juan Victor Niti, que era de Remedios de Escalada. Niti estaba casado con Georgina Vázquez. Luego vine yo, en el 83, y fuimos haciendo mucha amistad con la familia Niti. Ellos siempre nos abrieron sus puertas. Y finalmente me radiqué en Roque Pérez en el año 2001. Y desde entonces no cambio Roque Pérez por nada del mundo. Yo tenía un campito en Ayacucho con todas las comodidades que ojalá hubiese estado en Roque Pérez. Luego compré el campo “Los Horneros” de Turbidone, a quien conocí en una fiesta en Los Baguales. En esta institución estuve colaborando más de tres años y me encariñé mucho con Los Baguales, también”.

¿Cómo surgió su afinidad con el campo?
“Porque cuando empecé a salir a cazar, cada vez me costaba mas regresar a Buenos Aires, a la locura de la ciudad. Por mi trabajo tuve que viajar mas de 32 años a Capital Federal todos los días y llegué a tener 21 trajes! Entonces, viniendo a cazar me fui enamorando del campo”.

14 segundos
Cada vez que escucho milongas cantar
siento muy dentro que me hacen emocionar
mucho más cuando se quiere destacar
las fiestas criollas que nos agrada observar
donde participan hombres de coraje sin igual
felices de montar a un bravo chúcaro bagual
a pesar en esa topada la muerte sabe rondar
yo no quisiera ser testigo y tener que presenciar
cuando se hace alusión a una desgracia pasada
para algunos parece que no ocurrió nada
tendrían que pensar mejor para comprender
que ese hábil jinete a su casa no puede volver
porque en 14 segundos la vida se fue con el.

¿Y la inclinación por escribir cuándo comenzó?
“Empecé a escribir cuando trabajaba en el ferrocarril provincial. Pero entonces me movilizaba mas el tango, que era lo que escuchaba mi madre. Escuchábamos a Alberto Castillo, Héctor Mauré, el negro Miguel Montero, Juan D´Arienzo, Héctor Pugliese, Di Sarli. Entonces escribí varias letras que después presté a un amigo y se perdieron. Con los años compré una guitarra y aprendí algo pero luego quedaba guardaba por diez años. Pero seguí escribiendo siempre. Estando en Ayacucho, en el campo, era feliz, montaba a caballo, salía a recorrer. Y muchas veces le escribía a los pájaros, al ombú que planté y a donde me he prometido, tengo que regresar a tomar unos mates, le escribí al hornero, al pechito colorado, a mi perrita Mora, al caballo, a todo. También le escribí a La Paz Chica un relato donde los que llevan un arreo se quedan a un baile en el Club Unión y ese es el comienzo de una historia de amor entre un arriero y una vecina del lugar, también les escribí a Carlos Begueríe. No paro de escribir. Me gusta mucho!

Querido Roque Pérez
Ciudad querida que un 8 de diciembre
el día de la virgen supiste cobijar
en tus calles la seguridad pude encontrar
confieso que no me quisiera alejar
el tiempo que viví bajo tu cielo estrellado
tuve la suerte de conocer buenos amigos
a ti como a ellos prometo siempre recordar
además no será fácil poder olvidar
pero mi dolor es continuar en soledad
los poemas solo hablan de mi verdad
dicen lo que ansiaba mi corazón
estoy obligado a marcharme con desilusión
no quiero pensar en el día de la partida
seguro será dolorosa la despedida
mis deseos no se pudieron concretar
espero mi sueño se brinde en algún lugar
pero estaba escrito que en este pueblo
mi jubilación, la vida me iba a premiar
lastima lo que necesitaba tambien encontrar
el destino me lo ha vuelto a negar.

Pichi Pano

Imaginación

Imprimir
PDF

La imaginación es como un músculo que necesita ser entrenado para rendir su máximo potencial. La actitud creativa termina con los lamentos y las excusas. Si nos conectamos con la imaginación tendremos una buena oportunidad de crecer y salir del rol de víctima en la que a veces caemos.

Hace años, un inspector visitó una escuela primaria. En su recorrida observó algo que le llamó poderosamente la atención, una maestra estaba atrincherada atrás de su escritorio, los alumnos hacían gran desorden; el cuadro era caótico. Decidió presentarse:

- Permiso, soy el inspector de turno...¿algún problema?
- Estoy abrumada señor, no se qué hacer con estos chicos... No tengo láminas, el Ministerio no me manda material didáctico, no tengo nada nuevo que mostrarles ni qué decirles... El inspector, que era un docente de alma, vió un corcho en el desordenado escritorio. Lo tomó y con aplomo se dirigió a los chicos:
- ¿Qué es esto?
- Un corcho señor... -gritaron los alumnos sorprendidos.
- Bien, ¿De dónde sale el corcho?
- De la botella señor. Lo coloca una máquina.., del alcornoque, de un árbol .... de la madera..., - respondían animosos los niños.
- ¿Y qué se puede hacer con madera?, -continuaba entusiasta el docente.
- Sillas..., una mesa..., un barco...
- Bien, tenemos un barco. ¿Quién lo dibuja? ¿Quién hace un mapa en el pizarrón y coloca el puerto más cercano para nuestro barquito? Escriban a qué provincia argentina pertenece. ¿Y cuál es el otro puerto más cercano? ¿A qué país corresponde? ¿Qué poeta conocen que allí nació? ¿Qué produce esta región? ¿Alguien recuerda una canción de este lugar? - Y comenzó una tarea de geografía, de historia, de música, economía, literatura, religión, etc.

La maestra quedó impresionada. Al terminar la clase le dijo conmovida: - Señor, nunca olvidaré lo que me enseñó hoy. Muchas Gracias.

Una de las cosas que más me sorprende de los seres humanos es la facilidad que tenemos de ahogarnos en un vaso de agua.
Muchas veces en mi consulta observo que frente a alguna pregunta que hago lo único que pueden contestar es no sé, y yo pregunto:

¿Y si supieras y no estás dispuesto a hacerte cargo de lo que sabes? ¿Si no es a vos, a quién le podría preguntar de vos? ¿Y si inventaras un camino de acción?
¿Cómo sería si utilizaras tu imaginación para contestar esta pregunta?

“Puedo vivir a partir de mi imaginación y no de mi memoria.
Puedo relacionarme con mi potencial ilimitado en lugar de hacerlo con mi pasado limitador.
Puedo convertirme en mi propio creador”.
Stephen Covey.

Encontrar varias respuestas a una misma pregunta es prepararnos para encontrar salidas en diferentes situaciones. Y atención que cuando me refiero a encontrar respuestas no me refiero a quedarme con lo primero que aparece como si fuera lo único, sino a encontrar varias respuestas para luego poder elegir cual considero que puede ser la mejor.
Esto sería como hacer una lluvia de ideas para encontrar una salida.
¿O acaso en la vida no hay múltiples posibilidades si las buscamos? Somos nosotros los que nos quedamos encerrados en una sola posibilidad creyendo que no hay otras.

“Entusiasmo es aquel estado de ánimo en el cual la imaginación ha triunfado sobre el raciocinio”.

William Warburton


La imaginación es como un músculo que necesita ser entrenado para rendir su máximo potencial. La actitud creativa termina con los lamentos y las excusas. Si nos conectamos con la imaginación tendremos una buena oportunidad de salir del rol de víctima en la que a veces caemos.
Usar poco la imaginación es como vivir a medias sin darnos cuenta que hay posibilidades que nos hacen crecer y nos iluminan...
Cuando no usamos la imaginación nos sentimos cansados o deprimidos nos aferramos a las excusas y aparecen: los no tengo dinero, que no me da el tiempo, que no sé qué hacer, que... y de excusa en excusa seguimos dormidos esperando que alguien cree la fórmula mágica que nos haga sentir, que nos estimule, que nos encienda... Si no usamos nuestra imaginación nos detenemos y nos empobrecemos.

“El único activo de fábrica de Microsoft es la imaginación humana”.

Bill Gates


Debemos darle paso a nuestra creatividad y dejar que nuestra imaginación despierte y nos dé las respuestas... Imaginar...
Imaginar... es algo así como soñar despierto, es transformar con la mente todo aquello que nos parece que no puede modificarse.
La vida nos regala todos los días pequeños instantes en donde somos sus grandes artistas, sin embargo muchos solo se quejan, se aburren, o solo esperan que otros den sentido a sus días...
La creatividad despierta el poder que duerme en nuestra imaginación; es osadía y aventura para descubrir y aprender de los cambios.
Crear y despertar ese poder... esa es la clave... Ser creativo... Usar la imaginación... Pensar un poco más y tratar de encontrar la magia... esa magia transformadora.

Si tenes en la imaginación algún botón abrochado, desabróchalo!

Patricia Hashuel