GRP 66 | Diciembre de 2009

Grande Roberto!

Imprimir
PDF
Roberto Berasategui nació en Roque Pérez en el año 1971 y aunque creció en Buenos Aires siempre vuelve al pueblo de sus abuelos. Es periodista desde hace casi 17 años en el diario La Nación y ahora tiene programa propio en Radio Continental.


Roberto mide 1,92 de altura y tiene una contextura que asusta pero a la hora de charlar es afable y abierto. A juzgar por la cantidad y calidad de sus proyectos periodísticos seguramente está en su mejor momento profesional. En esta entrevista nos cuenta sus experiencias laborales que van desde los grandes medios nacionales hasta las charlas en las escuelas de todo el país. Y por si esto fuera poco, también escribe libros!

¿Cuáles son tus vínculos con Roque Pérez?
Mi abuelo fue Simón “el Vasco” Goitía, el era un personaje muy conocido porque era dueño del Hotel “El Vasco Argentino” que estaba en la esquina frente a la tienda Roma y funcionó desde los años 40 hasta mediados de los 60. Mi abuela se llamaba Juana Leverone y era oriunda de Roque Pérez Cuando mi abuelo llegó de España se radicó en Cañuelas pero un día visitó Roque Pérez, se sentó en la plaza y, siempre me contaba, le gustó tanto que decidió vivir allí. Mi mamá, María Esther Goitía, es la hija mayor de mis abuelos Simón y Juana. Mi papá, Alcides “Cacho” Berasategui, en cambio nació en 25 de Mayo. Pero en Roque Pérez vivía su tío José Berasategui, su casa estaba en la calle Tarigo y también su tía Olga de Del Barrio. Mi papá luego de pasar por las inferiores de Huracán jugó mucho tiempo en Sarmiento y en Atlético Roque Pérez. Yo nací en la clínica Foffani pero mis papás, luego de casarse, ya se habían radicado en Buenos Aires.

¿Sos un roqueperense que vive en Capital o un porteño nacido en Roque Pérez?
Me siento las dos cosas y ninguna a la vez. Mis compañeros de escuela me veían como roqueperense pero en Roque Pérez me veían como porteño. Yo iba todos los fines de semana a Roque Pérez y tengo allí las mejores experiencias. Me encantaba ir al punto que cuando fuimos con la escuela a grabar un programa de TV de Guillermo Marconi, el día que emitían el programa me fui a Roque Pérez sabiendo que allí no se veía bien la TV. Me llamaba la atención el estilo de vida y me encantaba ir al campo con mi abuelo, verlo ordeñar las vacas, hacer la quinta. Para mi era una aventura. Ahora sigo yendo, menos, pero me gusta llevar a mis hijas y veo que ellas disfrutan lo mismo que disfruté yo.

¿Cómo elegiste tu profesión?
No fue fácil. Me anoté en el colegio industrial porque quería seguir electrónica que entonces era un boom. En cuarto año, a los dos meses de empezar la materia específica me di cuenta que no me gustaba. Fue una gran frustración. Luego me convencí que tenía que estudiar algo que me gustara realmente. A mí me gustaba el automovilismo, el fútbol. Yo soy de River pero toda mi barra de amigos éramos socios de Vélez y nos juntábamos siempre en la cancha. Leía mucho el diario y escuchaba radio y por todo eso me decidí por el periodismo deportivo. Estudié en la UBA (no terminé) y en DeporTEA, donde me recibí en 1992.


¿Cómo empezaste a trabajar?
En enero de 1993 entré a prueba en La Nación. Me tocó cubrir toda una semana el pase de Bustos y Albornoz de Talleres a River que estaba trabado por problemas con Deportivo Español. Quedé como colaborador, cobraba por nota y luego fui colaborador permanente. En 1994 me nombraron redactor de deportes. En la Nación estaba Alfredo Parga, considerado el Nº 1 del periodismo automovilístico, que fue el gran maestro que tuve. Cuando yo entré había muchas plumas reconocidas en La Nación. Yo era el más chico y ellos me ayudaban y corregían, incluido Alberto Laya conocido como “Olímpico” que escribía columnas emblemáticas del deporte argentino. “Olímpico” tenía más de 80 años y estaba jubilado. Te llamaba, con su pipa y los anteojos en la punta de la nariz y te decía “mhijo, porqué escribió esto…” Y era la mejor manera de aprender.
En 1995 La Nación editaba un fascículo sobre la historia del automovilismo argentino que fue un éxito impresionante y por supuesto lo escribía Alfredo Parga. Un día Parga llega a la redacción con un racimo de credenciales y le dice al jefe: “como los futbolistas cuelgan los botines, hoy yo cuelgo mis credenciales” Y que hacemos ahora sin el “10” del equipo pensó el jefe. “Yo si fuera vos -le dijo Parga- le doy todas las credenciales a Berasategui y que él tome la posta y siga el automovilismo”. A mí me temblaban las rodillas. Yo tenía 24 años y recién dos en el diario. Entonces empecé a cubrir el Turismo Carretera y el TC 2000 pero también empezaron a aparecer coberturas internacionales, como el Rally mundial, la carrera de Porto en Europa, en 1997 la llegada de Fontana a la F1, luego Tuero y Mazacanne. En total me tocó cubrir más de 30 grandes premios de F1. Conocí distintos países y culturas y fue muy enriquecedor. Después de 2001 por el tipo de cambio los viajes se volvieron prohibitivos.

¿Recordás algún gran premio en particular?
“Sí el de Jerez de la Frontera porque Schumacher le tiró el auto a Villenueve. Fue increíble que recurriera a esa artimaña y tuvo gran repercusión. Además le salió mal porque Schumacher tuvo que abandonar y Villenueve fue campeón ese día. Cómo en Argentina no había deportes porque había elecciones tuve que escribir 10 páginas de esa carrera!” Otra cobertura que me dio gran satisfacción fue el Dakar en Argentina y Chile. Fueron 17 días viviendo en carpa, bañándonos con agua fría, durmiendo poco y escribiendo desde el medio de las montañas y el desierto.

¿Cómo surgió hacer el libro de los 70 años del Turismo Carretera?
En 2004 habíamos escrito el libro oficial de los 25 años del TC 2000. Entonces después, y para satisfacción nuestra, la ACTC nos llamó para hacer el libro del TC.

Trabajaron con archivos…
Sí, de todo un poco. Tenemos la ventaja que Mauro Feito (es coautor del libro) trabaja en Olé (Clarín) y yo en La Nación. Entonces tenemos los archivos a disposición. Pero además hablamos con mucha gente que vamos conociendo en las carreras. Por ejemplo ubicamos al hombre que halló el zapato de Gálvez cuando murió en una carrera. Buscamos información en el museo Fangio de Balcarce y en el Rincón Risatti en Laboulaye donde fuimos a fotografiar una cupecita y terminamos encontrando en un placard un tesoro formado de revistas, fotos y recortes. El libro se editó este año y nos llevó 3 años de trabajo. Quisimos que fuera interesante también para el que no es fanático del TC. Por eso tiene muchas infografías y temas como el TC y el campo, el TC y el fútbol. Por suerte tuvimos muy buena repercusión.

Otro proyecto exitoso es “El TC 2000 va a la escuela”
Empezó en 2005. Se nos ocurrió le idea de dar charlas en las escuelas primarias y secundarias en las ciudades donde corría la categoría. Les presentamos el proyecto al TC 2000 y les gustó mucho pero no podían afrontar los gastos. Pero nos hicieron contacto con Petrobrás y para nuestra sorpresa aceptaron. Las charlas tuvieron mucha repercusión. La primera la hicimos en San Juan y al otro día estábamos en la tapa del diario! Hoy tenemos siete sponsor (eso que yo decía que no era capaz de vender agua en el desierto) y damos charlas en todas las provincias. Por las charlas pasaron 140 mil alumnos. Nosotros llevamos todo el material, proyectores y un auto de TC 2000. Este año el auto de Pechito López. La idea es desde el automovilismo charlar sobre conceptos de seguridad vial y relacionar contenidos de las materias escolares (desde matemática hasta lengua e historia) con el automovilismo. Les demostramos a los chicos que todos los contenidos se pueden aplicar en la vida.

Y ahora tenés programa en radio Continental!
El programa empezó hace 3 meses. Yo ya trabajaba como columnista en los programas de Alejandro Apo y de Víctor Hugo Morales. Este año, en el momento menos pensado porque hubo crisis y despidos, nos llamaron para hacer el programa que va los sábados de 13 a 15 hs. La idea es hacer un programa desde el interés general, con las historias que cada uno tenemos con los autos de nuestras vidas.

Te planteás ¿qué bueno que soy periodista?
Sí, siempre digo que soy un privilegiado. Hago lo que me gusta, el periodismo me permitió conocer gran parte del mundo y estar cerca de las figuras del automovilismo que es mi pasión. También tiene su sacrificio. Los horarios no son normales, todos los días vuelvo a casa a la medianoche y nunca ceno con mi familia. Y a la mañana hay que madrugar para llevar las nenas a la escuela (tiene tres hijas, la más pequeña de apenas 5 meses).

¿Dentro de 20 años, vas a estar satisfecho si hiciste qué cosas?
Si sigo como hasta ahora, siempre proponiéndome cosas nuevas, sin quedarme quieto y satisfecho. Por ejemplo este año sumamos charlas sobre manejo con el Flaco Traverso y charlas en escuelas donde corre el Turismo de Carretera.

También hiciste experiencia cómo piloto!
Sí, corrí en GT2000, son prototipos que andan a 240 km por hora y en el desafío Chrysler gracias a que había ganado torneos de karting para periodistas. También subí como acompañante de Traverso en pruebas y también fui navegante en el rally nacional. En la Chrysler debuté en Bahía Blanca con TV para todo el país! Pasé muchos nervios pero fue una gran experiencia. Llegué 17 entre más de 30 autos. Yo tenía buena relación con Gastón Perkins, así que el me ofreció el apoyo del equipo Berta, nada menos! y Perkins en persona me ponía los carteles de las vueltas. Fue como tocar el cielo con las manos!
Radio los sábados, el diario a diario, las charlas, los libros, los autos, la familia. Me quedo pensando. ¿Cómo hace Roberto para hacer tantas cosas a la vez? Me lo explica en parte. Sólo se toma la mitad de las vacaciones y la otra mitad la administra para hacer sus viajes y charlas. Al final me regala un comentario: “Leo tu Guía permanentemente porque mi mamá las lleva a Buenos Aires”. Qué increíble! Hasta tiene tiempo para eso!

Cruzada a Cosquín

Imprimir
PDF
Cuatro chicos de entre 18 y 20 años, un bombo y tres guitarras, tres voces y todo el entusiasmo por cantar, toda la poesía y la música por decir: Esto y mucho más es “La Cruzada” Y en el horizonte está Cosquín!

Daniel Morel (18), Gustavo Zampelungue (18), Juan Carlos Blasco (20) y Gonzalo Vázquez Pereyra (19) se preparan para competir en enero de 2010 en el Pre Cosquín, al que accedieron por derecho propio, al ganar el certamen clasificatorio realizado en Mercedes.
“Nuestro proyecto es seguir creciendo –dicen los chicos con humildad-. Ahora lo más cercano es tocar mucho para llegar bien al Pre Cosquín. No queremos crear falsas expectativas en la gente –aclaran- y por supuesto queremos agradecer a todos los que nos han ayudado. Y cuando lleguemos al Pre Cosquín queremos disfrutarlo”.
Según cuentan ellos sobre sus inicios en la música folclórica, Gustavo y Daniel habían formado un grupo con Chaca Álvarez y Tobías Rodríguez, llamado “Añoranzas”. Luego Chaca y Tobías integraron “Hueney”. Entonces Daniel Morel, Gustavo Zampelungue, Gonzalo Vázquez Pereyra, Lucas Pulenta y Alexander Suárez formaron otro grupo. Cuando Lucas y Alexander se fueron, Gonzalo propuso a su primo Juan Carlos Blasco.
“Yo le veía pasta para tocar el bombo porque siempre andaba golpeando unos lapicitos en el banco de la escuela” dice Gonzalo (todos se ríen). Y así quedó integrada la formación actual de “La Cruzada”.

¿Golpear lapicitos era toda la experiencia del nuevo bombisto?
“Es que ninguno tenía experiencia!”, afirma Juan Carlos. Para comprender esto basta saber que hace apenas dos años los integrantes de La Cruzada empezaron a tocar guitarra. A cantar empezaron antes. Gonzalo y Daniel estuvieron en el coro municipal. Pero los instrumentos y “La Cruzada” llegaron después. Cómo siempre se dice, crecen rápido los chicos.
“Yo fui dos o tres meses a aprender y así nomás nos largamos” dice Daniel con su alegre cantito misionero. “Yo sabía apenas algunas bases de guitarra” cuenta Gustavo. “Eran las ganas de hacer música que teníamos” dice Juan Carlos.

Cómo se fue tejiendo la historia de La Cruzada
“Empezamos en 2007 -recuerda Gonzalo- y el objetivo era competir en Torneos Bonaerenses. Debutamos el 24 de julio”. “Ese día cantamos el “Carnavalito del duende” y “A Monteros” cuenta Daniel. “Perdimos” dice a secas Gonzalo, con aire de obviedad y fatalidad. “Éramos horrible” dicen a coro el resto de los chicos y se ríen.
“Por entonces teníamos mucha “interna” para ponernos de acuerdo en el ensayo -explica haciendo la autocrítica Gonzalo-. “El año pasado nos presentamos nuevamente a Torneos Bonaerenses -continúa Gonzalo-. Entonces nuestro percusionista era Federico López. Y volvimos a perder”. “Aunque ya pasamos menos vergüenza!” aclara Daniel. “Las dos veces perdimos con “Hueney” -cuenta Gonzalo- pero hay que tener en cuenta que “Hueney” fue Bronce primero y luego Oro en los Torneos. Entre esos dos torneos tuvimos muchísimas actuaciones. La Dirección de Cultura nos promovió bastante. Estuvimos en Navarro, Saladillo, Lobos, Riestra, Buenos Aires”.

Los ensayos
“Con los ensayos seguimos teniendo distintas opiniones -cuenta Daniel-. Para mi el ensayo es todo. Y actuar es parte del ensayo. Yo soy un hincha del ensayo”. “Yo lo que digo -explica Gonzalo- es que si algo está fuera de nuestros límites, ensayar de más es venir a saturarte”. “Cada uno quiere llegar al mismo lugar -explica Gustavo- pero a veces por caminos distintos”. Pero más allá de las diferencias se nota que están de acuerdo en lo más importante que es el gusto por tocar y cantar.

Los escenarios
“Cada escenario te da una experiencia distinta y es bueno aprender de todos. Es muy distinto llegarle a un público de Roque Pérez que a uno de Saladillo o de Buenos Aires –explica Daniel-. “Lo que más nos caracteriza a nosotros es el ánimo para tocar - cuenta Gonzalo-. Tenemos repertorio muy variado: desde carnavalitos hasta serenatas. Y hacemos tres voces siempre y tratamos de llenar el espacio lo más posible con las voces y las guitarras”.
“Nos ha pasado de tener buena llegada en la gente -explica Daniel- pero también veces que hacés un tema alegre y no le hacés sacar las manos de los bolsillos por nada.

A veces a todos no les gusta el folclore…
“Por ahí -especula Gonzalo- no les gusta nuestro folclore”. “En nuestra zona -dice Daniel- se escucha mucho Carlos Ramón Fernández, recitadores o sino Abel Pintos, Los Nocheros. En cambio nosotros hacemos folclore del norte pero tradicional. Es poco escuchado ahora pero es muy bueno y complejo de hacer como las canciones de Los Cantores del Alba.

¿Por qué el nombre La Cruzada?
“Pedro Colman –recuerda Gonzalo- nos dio la idea de nombrarnos “Convergencia” porque son varias líneas que se encuentran en un punto. Y era cierto porque yo cantaba en el coro y venía de Buenos Aires. Daniel había venido de Misiones y cantaba litoraleño (sólo abajo de la cama porque nadie me quería escuchar –dice Daniel-. Gustavo es de Del Carril y le gustaba el rock. Así que nos gustó la idea pero nos parecía algo estrafalario el nombre. Entonces por esto de las líneas que se “cruzan” quedó “La Cruzada”.

La clasificación
“Competimos contra un grupo de San Andrés de Giles y otro de Luján –cuenta Gustavo-. Tocamos en la segunda ronda final a las 4:30 hs de la mañana! De los temas que inscribimos el jurado nos hizo cantar “Lamento mataco” y nosotros elegimos a su vez el “ Carnavalito del Duende”. En la final cantamos la “Zamba de la bailarina”.
En la competencia -dice Juan Carlos- yo los ví muy relajados, cómo si fuera un ensayo”. “Cuando escuché al otro grupo finalista yo me asusté!” dice Daniel. “La sensación que tuve al subir al escenario –cuenta Gonzalo- fue que íbamos a hacer lo que hacemos siempre, sin inventar nada nuevo y con la mejor onda. Y eso nos dio tranquilidad”.

¿Cómo se ven en Cosquín?
Lo vemos como una gran cruzada! Dice Gonzalo y los demás asienten divertidos por la ocurrencia, con la cara llena de risa y los ojos llenos de ilusión.

De Fiesta!

Imprimir
PDF
Bomberos Voluntarios de Roque Pérez acaba de inaugurar un salón multiuso que puede ser alquilado para fiestas y eventos y confirma como la institución sigue progresando con el apoyo de nuestra comunidad.


“El proyecto del salón de fiestas se había comenzado en 2006 –relata el presidente de la Cooperadora de Bomberos, Norberto Lucaroni-. En ese momento estaba la comisión anterior. Se había hecho una gestión en 2007 a través de Juan Carlos Gasparini al Ministro Aníbal Fernández por la cual se consiguieron 100 mil pesos que ayudaron un montón. Yo empecé mi periodo en la CD en marzo de 2008. Y siempre tuvimos la idea de continuar el proyecto pero hubo prioridades del Cuerpo de Bomberos que tuvimos que atender. Luego empezamos a hablar con los socios y sumando ahorros pudimos avanzar y terminar la obra”.
Lo que último que se hizo fue la terminación de los baños, incluido baño para discapacitados, aire acondicionado frio-calor, los cortinados, la pintura de las paredes y se amuebló la cocina. “Y ahora –cuenta Norberto- vamos a hacer una parrilla, tipo fogón, en el patio. A medida que el salón se alquile el ingreso se va a usar para comprar mesas y sillas que aún no tenemos. También queremos poner mesas y sillones en el patio para usar en el verano. Creo que es un lugar muy lindo para Roque Pérez donde se puede realizar una fiesta para 400 personas con todas las comodidades” dice con orgullo Lucaroni .
“La reacción de la gente fue muy linda. Vino muchísima gente a la inauguración. Fue muy emocionante y luego en la cena la gente se divirtió muchísimo. Algo muy importante, todo fue donado: la carne, los chorizos, las ensaladas, el postre, las bebidas las conseguimos a mitad de precio, nos donaron el pan, la sidra y el pan dulce. La gente y el comercio siempre colaboran y está al pie con Bomberos”.

Fue emocionante contar con Pepe Pijuan y Raúl Yorio en la inauguración
“Si porque son socios fundadores. Yo quería que ellos estuvieran para cortar la cinta porque para ellos como para nosotros este es un sueño hecho realidad. Así que fue todo muy lindo. Cuando Pepe y Raúl fundaron la cooperadora, Bomberos funcionaba en el ex corralón municipal (sabbate y Begueríe). Desde allí nos fuimos a la Sociedad Italiana. Y finalmente nos fuimos a la dirección actual porque el partido conservador donó esa casa que es la actual sede. Luego se compró el terreno donde ahora está el Salón a Pepe Martini que sólo lo vendía si era a Bomberos. En esa oportunidad los bomberos prestamos nuestros ahorros para afrontar la compra. En una época hicimos lotería para recaudar fondos y siempre la rifa anual. Pero antes con la rifa alcanzaba. Hoy bomberos tiene un gasto de $ 10 mil por mes. Pero la institución creció muchísimo.

Qué satisfacción personal también
Sí porque yo fui bombero durante 26 años. Y jamás pensé que nuestra Comisión iba a poder inaugurar el salón multiuso. Pero lo hicimos y estamos muy felices.

Haciendo cuentas

Imprimir
PDF

El Intendente Hugo Oreja reconoce las obras pendientes de 2009 y responde sobre varios temas. Aclara que habrá déficit pero no problemas para afrontar las obligaciones municipales.



El Intendente me recibe a la tarde. Es su costumbre ir al despacho fuera de horario también. “Pensar que estuve a punto de dedicarme a los análisis de efluentes -me cuenta antes de empezar la entrevista el Dr. Oreja-. Tuvimos un proyecto así en La Plata. Pero cómo era muy costoso no prosperó. No me gustaban los análisis de sangre ni bien me recibí –me cuenta-. Y los brazos que habrá pinchado después! Le digo. “Sí incalculables!” (responde y se ríe)
Hablando de efluentes y de agua, luego la charla discurrió por las capacidades de otros países por ejemplo para desalinizar el agua. Sí,-dice Oreja. sé que lo hacen en España y esa agua se vende y se utiliza para riego de cultivos en ambientes controlados.

¿Dr. ha viajado a otros países?
Solamente a Brasil, en una visita que hicimos los municipios de la Zona de Crecimiento Común (Z.C.C.). Lo que más me sorprendió fue el rechazo que tienen ellos a los hechos de corrupción. Nos enteramos que un funcionario de mucha trayectoria había cobrado gastos falsos. Nunca más la gente lo votó. Cuando pedimos que nos contaran la historia vimos que se avergonzaban. En cambio acá muchas veces no se condena socialmente lo suficiente.

¿Sigue funcionando la Z.C.C.?
En la práctica no. Casi no nos reunimos. Además somos muy individualistas. Si yo llegó a decir que con la ZCC conseguimos una Universidad para Saladillo acá me matan!

¿Qué ha sido lo más relevante de 2009 para su gestión?
Haber ganado las elecciones lo interpretamos como un reconocimiento de la comunidad a nuestro trabajo

Bueno pero ese aspecto es político
Sí es cierto. Con respecto a la gestión fue muy importante la terminación de las cloacas de la zona centro. Se hicieron 6 mil metros de cloacas! No se ven porque están bajo tierra pero es una obra muy importante. Se hicieron gracias a un crédito de un millón de pesos muy conveniente que costó mucho conseguir y con 150 mil pesos del municipio. Esto nos hará cerrar con déficit el año pero no vamos a tener ningún problema de caja. Volviendo a las cloacas, vemos que últimamente han disminuido los casos de hepatitis. Esto tiene que ver con que tenemos agua corriente y cloacas.

Los temas pendientes de 2009
Uno de ellos es la construcción de viviendas del Plan Federal II. La demanda de viviendas es permanente y crece día a día. Las obras están preadjudicadas, está todo para hacerlas, pero falta que comiencen las obras. Seguimos pidiéndolas y es una asignatura pendiente. Tenemos la suerte de que hay trabajo en Roque Pérez y esto acrecienta la demanda de viviendas. Y encima no hay terrenos y no sabemos cómo lo vamos a resolver.
Pero Uds. saben como se puede resolver. Lo que pasa es que se demoran...
Sí haciendo la nueva zonificación. Estamos trabajando pero es muy complejo. Además el valor de la tierra es muy alto. Y si el municipio tuviera que expropiar le costaría mucho.
Otro tema pendiente que me preocupa es la apertura de la ruta 30. Son 4,5 Km hasta la vía. Y otra obra pendiente es la circunvalación haciendo la pavimentación del acceso Dalto hasta cerca del cementerio y desde allí continuar por la calle Wast o Costa. El objetivo de estos accesos es desviar tránsito pesado y maquinarias. También nos gustaría pavimentar más calles en la planta urbana y continuar las cloacas.

Hay dificultades con el tránsito
Sí, los problemas de tránsito se deben en gran parte por el gran aumento del parque automotor como nunca antes se dio. El Grupo de Apoyo departamental está haciendo controles. Es criticado por alguna rudeza. Pero es propio del trabajo. Yo creo que la misma comunidad va a interpretar que se trabaja bien. Se dice que vienen de día y no de noche. Lo cierto es que vienen a toda hora. Y estamos tratando de inculcar a nuestros inspectores y a la policía local que también trabaje seriamente en el tránsito.

¿Cuánto de rojo están las cuentas?
Tuvimos aumentos de sueldo en enero y en julio. Esto nos aumentó 30% el costo de los sueldos. Vamos a tener un déficit del ejercicio 2009. Pero como tenemos superávit de años anteriores no vamos a tener ningún problema. Vamos a pagar sin problema sueldos y proveedores. El año que viene lamentablemente no pensamos aumentar sueldos, tendremos que aumentar las tasas y con un pequeño aumento de la coparticipación, aunque son tiempos difíciles, tendremos las cuentas equilibradas.

¿Cuanto gira la provincia?
Buena pregunta. Este año giró unos 11 millones. En 2010 nos girarán 11,5 millones de pesos. El resto lo tenemos que recaudar nosotros (El presupuesto es de algo menos que 19 millones de pesos). Pero la recaudación viene bien a pesar de las dificultades y la sequía.

¿Cederá la crisis?
Yo creo que sí. Lo peor ha pasado. La Argentina produce muchas cosas que el mundo consume. Y por suerte ahora hemos tenido lluvias. Esperemos tener un buen año en la obra pública, necesitamos vivienda, infraestructura. Creo que el próximo año va a haber más trabajo.

¿Todavía tiene sueños para la comunidad?
Sí, con llevar a cabo las rutas, la circunvalación o la zonificación, estaría muy feliz. Las obras del Salado son muy importantes y espero que lleguen pronto al tramo cercano a Roque Pérez. Es una obra de la Nación. En la Casa Rosada nos dijeron que se va a licitar próximamente. Y esto es muy importante porque nosotros ya hemos tenido la tercera parte del partido bajo el agua y se pronostican años lluviosos. Roque Pérez ha luchado mucho por esa obra. Tanto la Sociedad Rural como el municipio. Ahora se tiene que hacer el tramo desde las Flores chica hasta Gral. Belgrano. Y quedaría el tramo nuestro. Me haría muy feliz que se hiciera.

Hubo una agresión a Mónica Forastieri
Sí y es lamentable que la gente se manifieste de esa forma. Fue a raíz de un pedido de trabajo en el ámbito municipal. El municipio no puede dar repuestas de ese tipo. Pero la gente no puede violentarse y hacer algo ilegal. El caso está en manos de la justicia y esperamos que no vuelva a suceder. También hemos tenido amenazas. La gente no va a obtener nada bueno por este camino.

Ha sido un año muy duro para Ud. ¿Cómo está de ánimo?
Si, es cierto, ha sido un año duro. Hay cosas que golpean. Pero estoy bien y estoy muy metido en los problemas del municipio y llevando adelante la gestión, tratando de mejorar la calidad de vida de la comunidad.